6 PREGUNTAS PARA DESPERTAR se refiere a reflexionar para darte cuenta de algunos aspectos de tu personalidad que, tal vez, no tengas muy presentes ;-D

 

«La mayor sabiduría que existe es conocerse a uno mismo». Galileo Galilei»

 

Veamos algunas preguntas que nos pueden ayudar a indagar en nuestra sabiduría.

 

  1. ¿CUÁL ES TU GRAN MIEDO?

Es posible que tenga relación con perder algo como personas queridas, empleo, mascotas. Los miedos nos indican que apegarse no es lo mejor ya que «todo» es de paso. A veces tiene que ver con el «no merecimiento». Pensar que no merecemos algo o a alguien nos hace sentir tristes e inseguros ¡cámbialo!

La solución es que diversifiques tus intereses porque existe la tendencia humana, aunque no sana, de obsesionarnos con ciertos aspectos de nuestra vida. Trata de poner atención en todo lo que vales para que te des cuenta de que, si lo tienes o estar muy cerquita de conseguirlo, es que SÍ lo mereces. Cree en ti.

      2. ¿QUÉ ES LO QUE MENOS TE GUSTA DE LOS DEMÁS?

Esta pregunta tiene trampa. Lo que NO nos gusta de los demás, así como lo que SÍ nos gusta, son aspectos que tenemos nosotros mismos pero que no nos atrevemos a admitir. Darnos cuenta de esto nos permite mejorarlo de manera que ¡bienvenida sea cual sea tu respuesta!.

Solución: Mantén lo que te gusta de ti y modifica o acepta lo que te gusta menos sin juzgarte siempre que no te perjudique ni a ti ni a nadie.

3. ¿EN QUÉ MOMENTO DE TU VIDA FUISTE MÁS FELIZ?

Solemos poner más atención a aquello que «no nos salió bien», sin embargo, recordar y visualizar nuestros logros, por pequeños que puedan ser, nos recuerda que sabemos hacer muchas cosas bien. Con ello programamos nuestro cerebro de forma positiva, implementando el hábito de poner la atención en los logros en lugar de en los errores.

Solución: Trata de concentrarte en el momento presente y aprecia lo que tienes mientras lo tienes y verás cómo te ayuda a sentirte mas satisfecha/o.

 

4. ¿QUÉ CAMBIARÍAS DE TU FORMA DE SER?

«Yo soy así» ¿has pronunciado esto alguna vez?. Muchas veces con esta expresión mostramos nuestro lado menos amable. Es como decir «si te va bien ¡bien! y si no también». ¿Es siempre positiva, para ti, esta forma de actuar?.

Solución:  Conviene recordar que vivimos en un entorno de relaciones personales y profesionales y que la flexibilidad, la tolerancia y la empatía contribuyen a que nuestra comunicación con los demás sea mejor. Tú eliges.

      5. ¿QUÉ CAMBIARÍAS DE TU FAMILIA?

La familia es una gran fuente de información acerca de nosotros mismos ya que suele ser nuestra mayor influencia y también nuestro principal referente. La educación que recibimos es la que integramos. ¿Existe una buena comunicación?, ¿en qué se basa?, ¿hay conflictos?.

Solución:  Si existen conflictos puede significar que, tal vez, haya llegado la hora de cortar el cordón umbilical, de despegarse y empezar a asumir tu propia responsabilidad. La responsabilidad va unida a la toma de decisiones y, a veces, la familia por el mero interés de protegernos reacciona de una forma diferente a la que nos gustaría.

      6. ¿CUÁL ES LA CUALIDAD QUE TE GUSTARÍA QUE TUVIERA TU PAREJA?

Piénsalo antes de seguir leyendo ……………………………………………………….. Otra pregunta con un poco de trampa.

¿Tienes tú lo que te gustaría ver en ella?. Normalmente, nuestra pareja, hace de reflejo de nuestras virtudes y carencias. Todos tenemos sombra y luz y conviene ver ambas para darnos cuenta de lo que transmitimos a los demás

Solución: Si te gusta lo que ves ¡enhorabuena! porque también forma parte de ti aunque no lo veas claro. Si no te gusta lo que ves ¡también enhorabuena! porque, a través de él o ella, estás viendo aquello que tienes y que debes mejorar o evitar. Toma nota y ponte en acción. Si lo que ves no te gusta, puedes tratar de «modelar a alguien a quien admiras«. Imagina «cómo lo haría él o ella si estuviera en tu lugar» y adáptalo a tu personalidad.

No está mal ¿verdad?. Siempre es más sencillo preguntar a los demás pero las respuestas más auténticas se obtienen a través de las preguntas que nos hacemos a nosotros mismos y que, como dijo Galileo Galilei, nos permite conocernos a nosotros mismos.

¡A por ello!.

Un abrazo,

 

Cristina Fabré LOGO-Cristina Fabre
www.cristinafabre.com
hola@cristinafabre.com