CANALZAR LAS EMOCIONES PARA SUPERAR LAS DIFICULTADES

Canalizar las emociones significa permitir que fluyan, que liberes las que no te permiten avanzar, renovarte y seguir adelante como si fueras agua de río.

¿Estás pasando por un mal momento?, ¿sientes frustración?, ¿notas que tu actitud y tu carácter ha empeorado?…

Seguramente ahora no eres capaz de darte cuenta, sin embargo, tenemos una gran capacidad para superar las situaciones difíciles y con ello conseguimos fortaleza interior. Probablemente ahora pienses que nunca vas a poder salir «de esta» pero con una actitud constructiva tienes muchas posibilidades de conseguirlo.

Saca fuerzas de flaqueza y verás como sí es posible dar un paso adelante. Como alguien dijo «Convierte tu muro en un peldaño».

SUPERAR EL MOMENTO

Del mismo modo que en la niñez cada vez que nos caíamos nos teníamos que levantar, con los años sigue sucediendo lo mismo. Si la inercia te lleva a caer, tu energía y tus ganas tienen que llevarte a levantarte porque, de lo contrario, aparece la desesperanza, el malestar y la tristeza que conduce a una posible depresión.

Hay situaciones que duelen. Sí y el dolor hay que sentirlo pero sin dejarte arrastrar por él.

Es importante que te des tiempo porque hay situaciones complejas que tal vez tengas, incluso, que asumir y pide apoyo. Las situaciones difíciles en compañía parecen más leves y menos difíciles de llevar y replantéate las cosas.

Te voy a decir algo que puede sonarte a mofa según tu situación y es lo que la «sabiduría popular» predica y es que «no hay mal que por bien no venga». Cierto es que, en el momento, puede parecer que tu mundo se hunde pero… con el tiempo te das cuenta de que no. Que tu mundo sigue de modo diferente.

CANALIZAR TUS EMOCIONES

Canalizar tus emociones te permite reconciliarte con tu vida y la de «los tuyos».

Los «toques» que nos da la vida son «señales vitales». Nos permiten replantearnos cosas, alejarnos de situaciones atascadas y «nos obliga» a salir de «la falsa zona de confort». Por ejemplo: una enfermedad puede ayudarnos a valorar muchas cosas que antes dábamos por sentado, un despido nos abre al puerta a nuevas oportunidades y un final de relación nos permite vivir un periodo de libertad al tiempo que nos permite conocer nuevas personas, ambientes y posibilidades.

Frente a un obstáculo tienes dos opciones y tú eliges. O te das cabezazos contra ella ó lo rodeas, buscas la alternativa. Se trata de seguir un plan que te ayude a salir hacia adelante y «desatascarte». Todo pasa por algo aunque en el momento no lo veamos.

EXPRÉSATE Y LIBERA

  • Darle un nombre a la emoción que sientes te permite reconocerla mejor y liberarla. Verbalizar lo que te pasa te ayuda a entenderlo mejor.
  • Escribe lo que te pasa, qué sientes y cómo te afecta. Escribir nos ayuda a «volcar sobre el papel lo que ronda por nuestra mente».
  • Ponte una música que te resulte liberadora, por ejemplo, música africana y déjate llevar por ella. Baila, canta y expresa con tu cuerpo lo que sientes, sin prejuicios y a solas para que nadie te juzgue. Es tu momento de liberación.
  • Proponte ser más flexible. Si sabes adaptarte a los cambios sufrirás menos.
  • Una vez liberados los pensamientos negativos empieza a construir. Imagina una casa que se derriba y que simboliza los pensamientos negativos acerca de la situación que vives. Luego, imagina como, desde la base, empiezas a construir la nueva casa, es decir, tu nueva situación y qué elementos quieres que tenga y cuales no. Entiende la situación como una segunda oportunidad.
  • Sé más resiliente. Ser resiliente significa tener la capacidad de aceptar la adversidad como parte de tu Crecimiento Personal, saber gestionar los cambios de forma positiva y aprender a incorporar una forma de ver la situación más positiva a pesar del dolor que cause.

En definitiva… en la vida nos damos golpes. Podemos llorar por ellos todos los días o, curar la herida y seguir adelante.

¡Sigue, no te pares ni por nada ni por nadie!. Queda mucho por hacer, por conocer, por aprender y vivir y entre todo esto no debería quedar tiempo para lamentarnos, sólo para avanzar.

 

.Cristina FabréLOGO-Cristina Fabre
www.cristinafabre.com
hola@cristinafabre.com