MÁS ALLÁ DE TU EDAD…

¿Crees que aprecias la mayoría de tus vivencias?, ¿qué edad tienes?, ¿hay algo que tengas ahora y quizás no valores porque estás pendiente de lo que está por llegar? Lo que hoy comparto contigo es una conversación entre una abuela y su nieta cuya reflexión me parece importantísima ya que le da valor a algo que, a veces, no apreciamos hasta que lo perdemos y ya no podemos recuperar: El tiempo y cada etapa de nuestra vida.

Más allá de la edad que tengamos, por encima de todo, importa vivir el momento sin dejar nada que podamos hacer hoy para mañana, ni tan siquiera para después.

Se trata de un video que recibí hace unos meses de una conversación entre una abuela y su nieta de 23 años de edad, aproximadamente, durante una visita al cementerio para visitar a su marido y abuelo respectivamente. ¡No tiene desperdicio!


 

Nieta (N): Abuela ¿qué tal fue tu vida con el abuelo?

Abuela (A): Ay mi niña, hubo de todo pero, sobretodo, demasiada espera

N: ¿Qué quieres decir con espera?

A: Pues que desde la infancia nos convencemos de que la vida es siempre después

N: ¿Después de qué, abuela?

A: ¿Tu crees que, cuando termines tus estudios y encuentres un trabajo, serás más feliz que ahora?

N: Sí, eso creo pero no se lo que me quieres decir

A: Verás, mi niña. Yo me casé convencida de que, por fin, iba a encontrar la felicidad pero luego decidí que sería feliz cuando tuviera mi propia casa. Después que sería feliz cuando tuviera hijos hasta que crecieron y se marcharon. Luego que sería feliz cuando tuviera nietos y después que disfrutaría de mi tiempo al jubilarme. Estaba convencida de que cada uno de esos deseos era lo único que me faltaba para ser feliz. De esta forma, la vida pasa ante tus ojos esperando la felicidad que nunca llega porque no valoras lo que tienes.

N: Entonces abuela ¿te arrepientes de haberte casado y de tener hijos?

A: No, mi niña. De lo único que me arrepiento es de no haber vivido más intensamente cada uno de eso momentos y de haberme entristecido por tonterías.

N: Entonces ¿no has sido feliz?

A: Sí, he tenido momentos de felicidad pero me he perdido muchos por no saber reconocerlos y ¿quieres sabes lo que he aprendido después de todos estos años?

N: Claro que sí, abuela.

A: Pues que la felicidad no llega cuando conseguimos lo que deseamos sino cuando sabemos disfrutar de lo que tenemos, no soñando con el mañana sino viviendo el presente. Sara… atesora cada momento de tu vida como si fuera el mejor y recuerda que el tiempo no espera por nadie. Trabaja como si no necesitaras dinero; ama como si nunca te hubiesen herido; baila como si nadie te estuviese viendo ya que no hay momento para la felicidad que, justamente, éste apreciando el momento. Si no es ahora ¿cuándo, mi niña?.”


¿Qué opinas?,

¿No es cierto que cuando nos damos cuenta ya es viernes, ya ha terminado la semana y empieza un nuevo mes?

Cuando nos damos cuenta, han pasado de largo 5, 10, 20 años y con ellos se han ido, trabajos, oportunidades, algunos amigos, amores del pasado y posibilidades no vividas. Aprovecha cada momento porque un día los hijos se van y el espacio que no hayas vivido con ellos no regresa.

Comparte de más, nunca de menos. Elimina “el después”: después le llamo; después lo veo; después lo hago… Dejamos para el después demasiados momentos por pensar que van a ser mejor porque no entendemos que, después, la prioridad es distinta, la oportunidad ha pasado, el encanto se pierde, las ilusiones son otras, después se hace tarde, el verano se acaba, después las cosas cambian, después el día termina y se hace de noche, después ya se ha ido, después envejecemos y el tiempo se acorta.

Tenemos la edad suficiente como para no dejar nada para después ¡haz! porque mientras esperas puedes perder los mejores momentos, las mejores experiencias, las mejores oportunidades, los mejores amigos, los mayores amores, grandes oportunidades y con ello, tu vida. Acuérdate que el después puede ser tarde, el día es HOY y el momento AHORA. Más allá de la edad que tengamos queda tanto por agradecer, compartir, decir y hacer.

¿Hay algo que te gustaría hacer o decir? 

Cristina Fabré LOGO-Cristina Fabre
www.cristinafabre.com
hola@cristinafabre.com