NUEVA RECETA DE VIDA, NUEVO SABOR

 

¿Te has quejado alguna vez de que una receta no ha salido bien?. Puede que le haya faltado algún ingrediente, tal vez le ha sobrado, exceso o falta de sal o cualquier otra cosa. ¿Cuánto afecta esto negativamente en tu vida?. Minutos. 

Simplemente, algo no ha salido como esperabas pero como has detectado lo que puedes mejorar, para la próxima vez ya sabes qué añadir, eliminar o reducir ¿cierto?. Objetivo próximo: Mejorar el resultado.

Si en algo tan sencillo ¡tomas cartas en el asunto! ¿qué pasa con aquellas situaciones que afectan de modo mucho más serio a tu día a día?. Probablemente estés pensando que cuesta más y ¡claro, tienes razón!. Sin embargo cuanto más cuesta es que más influyen y afectan negativamente en tu vida de modo que más urgente es modificarlas.

 

 

Solemos pasamos la vida diciendo que intentamos que las cosas cambien una y otra vez, hasta quedarnos sin fuerzas y seguramente sea verdad, porque sólo lo intentamos, esa es la clave. Y en el intento no está la energía necesaria para que las cosas sucedan. Sólo cuando decimos ¡lo voy a hacer y voy a empezar ya, lo empezamos a lograr!.

¿Te has parado a reflexionar acerca de cómo puedes mejorar aquellas parcelas de tu vida que no están bien?. Objetivo: Mejorar el resultado. El mismo que en la receta. Sentirte bien y que tu vida tenga “buen sabor”.

La vida es color, es sabor, es olor, es sentir.

Muchas veces perseguimos algo que no sabemos exactamente lo que es, nos adaptamos a lo que no nos gusta y seguimos una inercia que, lejos de hacernos sentir mejor, nos hace sentir peor y ese es el plan perfecto de la frustración, la tristeza y la carencia. Esa inercia insana que acaba por mermar nuestra salud interior y exterior.

Puedes continuar con lo mismo, pero esperar resultados distintos haciendo siempre lo mismo…no es muy coherente, es como el pobre hámster que no sale de su rueda por más que acelera la velocidad o plantar un naranjo y esperar que de limones. 

Quizás aún no lo creas pero sí puedes cambiar aquello que no te hace sentir bien, puedes modificar la receta o sustituirla por otra, sólo tienes que aprender a hacerlo entendiendo cómo funciona tu mente, tu modo de pensar y porque reaccionas como lo haces. ¿Quién no ha vuelto a empezar (lo compartan o no?. Yo muchas veces ya cada una ha traído algo nuevo y grato.

Si no sabes como hacerlo ¡hablemos! ⇒ http://www.cristinafabre.com/sesiongratuita

 

Recibe un caluroso abrazo. Cristina.

 

Cristina Fabré LOGO-Cristina Fabre
www.cristinafabre.com
hola@cristinafabre.com